Mojito, el cóctel cubano por excelencia

Si hablamos del cóctel más preciado y pedido, sin duda el mojito encabeza la lista, su frescura y su toque dulce encanta paladares alrededor del mundo, sin contar con que se puede preparar con una extensa variedad de frutas, la mayoría cítricas, que le aportan un giro especial a lo que conocemos como la receta original del mojito.

Aunque requiere poco tiempo y especial mimo, la preparación de la bebida mojito exige respeto porque no es una bebida que se pueda servir rápidamente, sino que es esencial seguir bien los pasos del proceso, dejarlo reposar y beberlo despacio para degustar como es debido este maravilloso cóctel.

Así que si tienes tiempo y quieres sorprender a tus amigos el fin de semana, además de trasladarte a uno de los increíbles paisajes caribeños, no te pierdas las indicaciones que te vamos a dar sobre como preparar mojito casero.

Historia del mojito

El mojito con ron blanco como lo conocemos hoy, fue una creación de un pirata inglés llamado Francis Drake, quien en el siglo XVI mezclaba “tafia”; un aguardiente de caña que antecedió al ron, con azúcar, lima y menta para dársela a su tripulación y así poder curarlos de dolencias estomacales, cólera y otras dolencias como el escorbuto, enfermedades muy comunes que azotaban a quienes pasaban largas temporadas en el mar. Con el paso del tiempo los ingredientes para hacer mojito se refinaron y se empezó a usar un ron de buena calidad. La versión actual que conocemos de este cóctel caribeño data de 1910 en Cuba, específicamente en la Playa de la Concha, donde un descendiente de españoles lo preparaba en bares aristócratas.

Al sustituirse el aguardiente por el ron, lo que ya en Cuba se conocía como “Draquecito” pasó a ser un “mojito”, diminutivo de la palabra “mojo”, por su similitud en aspecto y color a la salsa o aderezo usada en algunas comidas.

cóctel cubano

Ya en los años 20 y 30, se convirtió en uno de los cócteles favoritos entre los estadounidenses, que viajaban a la isla para poder disfrutar del alcohol al que no podían acceder en su país por la conocida pero polémica Ley Seca. 

Aún manteniendo una gran fama, a principios del siglo XXI tuvo un repunte internacional sin precedentes gracias al turismo, el cine, escritores de la talla de Ernest Hemingway y sobretodo la publicidad que recibía, todos estos factores fueron quienes sin saberlo jugaron un papel fundamental para convertirlo en el gran favorito de los bares en todo el mundo.

Ingredientes

La receta original del mojito, como bien cuenta la historia, se hacía con un aguardiente de baja calidad, pero con el tiempo esta receta fue evolucionando y pasó de ser un brebaje medicinal a un cóctel lleno de frescura y de todo el sabor tropical de su país de origen.

Si deseas hacerlo en casa toma nota, los ingredientes son:

  • 45 ml de ron Havana (o el ron de tu preferencia)
  • 90 ml de agua con gas o soda sin sabor
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • Hielo picado
  • 1 ramita de hierbabuena
  • 1 cucharaditas de jugo de limón recién exprimido (también puede ser lima)
mojito-original

También puedes añadir al mojito ingredientes como el amargo de Angostura, sustituir el zumo de limón por cualquier zumo de frutas (fresa, maracuyá,melón…) y la hierbabuena cambiarla por hojitas de menta, teniendo así otras opciones de cómo preparar mojito.

Es fundamental que el hielo esté bien triturado, para que se diluya correctamente, baje la intensidad de sabores y se enfríe rápidamente. Ya en el caso del ron, aunque puedes escoger el de tu preferencia, si deseas mantener la tradición deberás usar un ron blanco de origen cubano; como el Caney Carta Blanca o el Havana Club, porque el ron oscuro opaca fuertemente los sabores de las hierbas y el azúcar.

Preparación de mejor mojito original

La preparación de este cóctel de ron es muy sencilla, y los ingredientes son realmente sencillos de conseguir, siendo relativamente fácil hacerlo en casa en cualquier momento. Para comenzar añade el zumo de limón (o limón en trozos), el ron y el azúcar en una coctelera, a continuación debes «machacar» los ingredientes, para que el limón y la hierbabuena liberen su esencia y se integren junto al ron y el azúcar. Se debe agitar o remover bien hasta que el azúcar se haya disuelto por completo, agrega el hielo picado y finalmente añade la soda, vuelve a agitar un poco y listo.

mojito-original

Sirve en un vaso alto con forma cilíndrica para permitir que la soda libere toda su frescura y decora con hojas de hierbabuena fresca. Una cuchara clásica de bar te será muy útil para mezclar bien todos los ingredientes para mojito.

Si no tienes una coctelera en casa no te preocupes, el mojito original se puede preparar directamente en el vaso, esto también ayudará a impregnar bien y concentrar bien los sabores en el mismo vaso donde lo degustaremos. Un dato muy importante sobre como se hace el trago mojito es no triturar las hojas de hierbabuena sino «masajearlas», ya que triturarlas hará que la clorofila de las hojas se libere y arruine la bebida con un toque amargo desagradable.

Variantes para todos los gustos

La receta de mojito es muy versátil, tanto así que se adapta a cualquier paladar exigente y ofrece más de 100 formas diferentes de cómo hacer mojito, añadiendo ligeros cambios que lo hacen mucho más especial.

Una de sus variantes llena de sabor tropical es el de coco, como ya conocemos lo que lleva el mojito vamos a pasar al siguiente nivel, cambiando su sabor y su especial esencia gracias a la leche de coco que le da una textura cremosa, un color particular y un sabor bien marcado a esta nueva receta de mojito casero.

Otra combinación que va con la base principal que lleva el cóctel mojito es la de granadilla o maracuyá, convirtiéndolo en un trago atractivo, exótico y perfecto para los calurosos días de verano, solo es cuestión de sustituir el zumo limón por la pulpa de esta fruta.

mojito

La ventaja de la receta del mojito es que nos da margen para dejar volar al máximo la creatividad, obteniendo bebidas muy gustosas, tal es el caso de unas de las variantes favoritas de los comensales, el mojito de fresa y limón. Para su elaboración deberás seguir la receta original pero esta vez cortando las fresas por la mitad y colocándolas en el vaso, distribuyendo la fruta en porciones equitativas. Esto no solo aportará un gusto inigualable sino que lo hará muy llamativo.

Ahora bien, si eres de los más arriesgado y prefieres un mojito gourmet, puedes optar por cambiar el ron por vodka o simplemente cambiar la fruta original, agregando mango triturado, té de flor de jamaica, pepino, frambuesas o moras. ¡Anímate! y dale un giro único a la receta tradicional de mojito.

Deja un comentario